cristian wolff biohacking
spotifyinstagramtik tokfacebook
el frío no enferma

El frío no enferma, pero ¿por qué nos enfermamos más en tiempo de frío?

Aquí te decimos por qué el frío no es la causa directa de enfermedades, y examinaremos las verdaderas razones detrás de las enfermedades que parecen estar relacionadas con las bajas temperaturas.

La creencia popular de que el frío causa enfermedades ha sido transmitida de generación en generación durante siglos. Muchos de nosotros hemos escuchado a nuestros abuelos advertirnos sobre abrigarnos en climas fríos para evitar resfriados o infecciones. Sin embargo, esta afirmación es un mito que ha perdurado en la conciencia colectiva a pesar de la evidencia científica en su contra. 

Aquí te decimos por qué el frío no es la causa directa de enfermedades, y examinaremos las verdaderas razones detrás de las enfermedades que parecen estar relacionadas con las bajas temperaturas.

El frío y las enfermedades: una conexión errónea

Uno de los principales mitos relacionados con el frío es que estar expuesto a bajas temperaturas provoca enfermedades como resfriados y gripe. Sin embargo, numerosos estudios científicos han demostrado que esta conexión es incorrecta. Las enfermedades infecciosas, como el resfriado común o la gripe, son causadas por virus, no por el frío en sí mismo. Estos virus son transmitidos de persona a persona a través de la tos, los estornudos y el contacto cercano.

El papel de la exposición al frío

Aunque el frío en sí mismo no causa enfermedades, puede desempeñar un papel en el proceso de enfermarse. Cuando las temperaturas son bajas, es más probable que las personas pasen tiempo en espacios cerrados y con poca ventilación. En estos entornos, el contacto cercano con personas infectadas se vuelve más frecuente, lo que aumenta el riesgo de exposición a virus y, por lo tanto, de enfermarse.

Es cierto que, durante los meses más fríos del año, es más común que la gente pase más tiempo en espacios interiores, lo que puede aumentar la transmisión de enfermedades infecciosas, ya que las personas están en contacto cercano. Sin embargo, esto se debe a la proximidad de las personas en lugares cerrados y no al frío en sí.

Además, la exposición al frío puede debilitar el sistema inmunológico en cierta medida, lo que hace que el cuerpo sea más susceptible a infecciones. Sin embargo, este debilitamiento es relativo y no necesariamente garantiza que una persona se enferme. La salud general, la genética y la exposición previa a virus desempeñan un papel mucho más significativo en la probabilidad de enfermarse.

Es importante recordar que el sistema inmunológico del cuerpo es el principal defensor contra las enfermedades. La exposición al frío puede hacer que las personas se sientan incómodas, pero no necesariamente debilita directamente el sistema inmunológico. De hecho, la exposición moderada al frío puede tener beneficios, como aumentar la producción de ciertas células del sistema inmunológico.

5 factores que contribuyen a la propagación de enfermedades en tiempo de frío

  • Mayor densidad de población en espacios cerrados: En invierno, la gente tiende a pasar más tiempo en espacios interiores, como casas, oficinas, centros comerciales y transporte público, lo que aumenta la proximidad y el contacto entre las personas, facilitando la propagación de patógenos. 
  • Falta de ventilación: Los espacios cerrados con ventilación inadecuada pueden permitir que los virus y bacterias permanezcan en el aire durante más tiempo, lo que aumenta las posibilidades de infección.
  • Menos exposición al sol: Durante el invierno, los días son más cortos y la exposición al sol disminuye. La luz solar es una fuente de vitamina D, que desempeña un papel importante en el fortalecimiento del sistema inmunológico. La falta de vitamina D puede hacer que las personas sean más susceptibles a las infecciones.
  • Bajas temperaturas y humedad: Algunos virus respiratorios, como los que causan la gripe, tienden a sobrevivir mejor y propagarse más eficazmente en condiciones de baja temperatura y baja humedad.
  • Supresión del sistema inmunológico: El estrés, la falta de sueño y la mala alimentación, que a veces se asocian con la temporada de invierno, pueden debilitar el sistema inmunológico y hacer que las personas sean más susceptibles a las infecciones.

¿Quieres que tu personal se sienta bien y produzca más?

¡Adquiere uno de nuestros cursos de Gestión del Bienestar!

Da click aquí para más información

¿Te interesa algún servicio? ¡Déjame tus datos aquí!
Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.
Escribe tu correo para mantenernos en contacto.
Si gustas, déjanos tu whats y estaré en contacto contigo pronto.
¿Quieres saber más sobre biohacking o contratar cursos? Escribe aquí tu petición.
CONTACTO

INFORMES@

CWBIOHACKING.COM

Drag a button, link, or anything else into the icon box to place it below the text. Lorem ipsum dolor sit amet elit.

TORREÓN, COAHUILA, MÉXICO

Drag a button, link, or anything else into the icon box to place it below the text. Lorem ipsum dolor sit amet elit.

HORARIO DE ATENCIÓN:
LUNES A VIERNES DE 08:00 A 14:00

Drag a button, link, or anything else into the icon box to place it below the text. Lorem ipsum dolor sit amet elit.

spotifyinstagramtik tokfacebook
envelopelocationcalendar-full